Como tratar a la piel quemada por el sol

Cómo tratar la piel quemada por el sol

Los rayos solares pueden ser muy perjudiciales para la salud de nuestra piel, y es una de las causas más frecuentes de enfermedades cutáneas. Ya sabemos la necesidad y la importancia de aplicar protector solar cada día antes de someterse a las radiaciones del sol, pero si aun así, has tomado el sol con protección insuficiente, te dejamos unos consejos que te ayudarán a cuidar la piel y regenerarla después de ello.

 

Date una ducha

Cuando llegues a casa después de una prolongada exposición al sol, toma una ducha de abundante agua templada. De esta forma, eliminaras los restos de suciedad o impurezas que tenga la piel, o de cloro y salitre en caso de que hayas pasado el día en la playa o piscina. Puedes acompañar la ducha con la aplicación de aceites esenciales, que nutrirán tu piel y le devolverán la luminosidad. Puedes usar un gel suave y no agresivo para no dañar más las zonas afectadas por el sol.

 Ducha

 

Aplica Aloe Vera

Después de la ducha, se recomienda aplicar sobre la piel, y en concreto en las zonas dañadas productos que contengan Aloe Vera. Una buena alternativa es la aplicación de Aloe Vera puro corporal. Esto proporcionará a tu piel hidratación y frescura, y las propiedades calmantes y regeneradoras que contiene el aloe vera le harán lucir un mejor aspecto, devolviéndola a su estado natural y  evitando la aparición de ampollas y descamación.

 

Aplica productos hidratantes

La aparición de quemaduras, manchas, lesiones y descamación surge por la falta de hidratación de la piel. Por ello, podemos contribuir a evitar que estos síntomas aparezcan en nuestro organismo aplicando abundantes cremas hidratantes, de tal forma que se regule la producción de elastina y colágeno y nuestra piel se encuentre siempre hidratada y fresca.

 

Bebe abundante líquido

Después de una larga exposición al sol, es tan importante una buena hidratación tanto externa como interna. Por ello, bebe mucha agua y líquidos. Esto evitará la descamación y la sequedad de la piel.

Beber Agua

 

 

Y recuerda… ¡no te expongas al sol de nuevo en los días siguientes!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

134

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *