Cosmética Natural

Cosmética natural y sus beneficios

En los últimos tiempos, escuchamos con frecuencia hablar del término Cosmética Natural pero, ¿sabes lo que es y qué beneficios tiene?

 

Cuando aplicamos un producto a la piel, ésta absorbe más del 50% de los componentes químicos que contiene. Es por ello y para evitar la presencia de compuestos de origen sintético en el organismo que surge y se encuentra en auge la cosmética natural.

 

La cosmética natural es una alternativa a los productos cosméticos tradicionales más beneficiosa para la salud y el medioambiente puesto que no incorpora una serie de componentes sintéticos que podrían resultar dañinos para ciertas pieles sensibles o con patologías.

 

A pesar de que es un tema que se encuentra a la orden del día, no hay ningún certificado oficial ni ningún reglamento que regule con exactitud las condiciones o las normas a las que se tienen que someter los cosméticos para que se puedan considerar naturales. Si bien, existen numerosos sellos de certificación que, con condiciones que difieren de unos a otros, regulan en cierto modo este aspecto.

 

De forma general, algunos de los compuestos que evitan usarse en la fabricación de cosmética natural son los componentes derivados del petróleo, que podrían causar en las pieles alergias, reacciones, erupciones o irritaciones, aditivos y conservantes artificiales, componentes de origen transgénico

 

Sin embargo, se usan otro tipo de sustancias para la fabricación, como aceites esenciales, aceites vegetales (aceite de argán, rosa mosqueta, aceite de almendras, etc.), arcillas, frutales

 

La fabricación de cosméticos ecológicos o naturales no debe provocar daños contaminantes al medio ambiente y tiene que realizarse de forma simple y beneficiosa para el mismo.

 

Aceites Esenciales

 

Ahora… ¿quieres saber cuáles son los beneficios del uso de cosmética natural?

  • Pueden ser muy beneficiosos para aquellas personas cuyas pieles son susceptibles de sufrir alergias al aplicar ciertos productos o sustancias como perfumes, colorantes, conservantes, metales o tensioactivos.
  • Protegen, regeneran e hidratan la piel.
  • Tienen efectos positivos en cuidados dermofarmacéuticos, ya que pueden servir para tratar patologías como la dermatitis atópica, la psoriasis…
  • Se adaptan mejor a la piel que los cosméticos convencionales.
  • Los componentes con los que se fabrican contienen sustancias antioxidantes que retasan el envejecimiento y evitan la aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Son más suaves y menos agresivos para la piel que los productos fabricados mediante las fórmulas tradicionales.
  • Tanto la obtención de materias primas naturales como la fabricación de este tipo de cosméticos, resulta beneficioso para el medioambiente.

 

Por último, y debido a que no existe ningún reglamento específico que unifique las normas que afectan directamente a estos cosméticos y a que no todos los sellos de certificación son iguales, se recomienda analizar los ingredientes de los productos cosméticos naturales antes de aplicarlos en la piel, para comprobar que el listado de sus componentes se adapta con exactitud a lo que se espera del cosmético.

 

379

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *