Cuidados especiales pieles sensibles

Cuidados especiales para pieles sensibles

Existen muchos tipos de pieles, y en concreto las pieles sensibles son aquellas que tienden a irritarse, enrojecer, picar…

Estas reacciones pueden producirse de manera natural (ante factores externos como el frío), por la aplicación de productos agresivos para según qué pieles, o por situaciones de estrés, ansiedad, mala alimentación, etc.

Ya sabemos que la piel es el órgano más grande del cuerpo y el que protege al interior del organismo de los factores externos y por ello, debe ser tratada como se merece. Las pieles sensibles requieren una serie de cuidados especiales para que luzcan sanas y saludables.

 

Algunos de los consejos que te damos para tratar las pieles sensibles son:

 

  • PROTECCIÓN. Es importante  proteger la piel de factores externos como el sol o la contaminación. Para ello, es bueno aplicar a diario protector solar y productos específicos como pueden ser aquellos anti-polución.

 

 

  • Cada día tenemos que limpiar la piel para eliminar las impurezas y restos de suciedad que pueda contener. No obstante, esto puede suponer un problema más grave para las pieles sensibles que para el resto de pieles, y por ello hemos de prestarle más atención a este aspecto.

 

 

  • HIDRATACIÓN. Las pieles sensibles sufren con la exposición a ciertos factores, se resecan, enrojecen y pierden su tirantez. Por eso, es esencial mantenerla hidratada.

 

 

  • USO DE PRODUCTOS ADAPTADOS. Otro aspecto a tener en cuenta es que, si tenemos la piel sensible, es necesario utilizar productos específicos para este tipo de pieles, productos que sean suaves y no agresivos tanto para el cuidado corporal como para el facial.

 

 

  • EVITAR LA EXPOSICIÓN A CONDICIONES MEDIOAMBIENTALES EXTREMAS. Es recomendable evitar que tu piel se someta a cambios de temperatura bruscos, a frío o calor extremos o a ambientes excesivamente secos o húmedos.

 

 

En cuanto al maquillaje…. Utiliza productos especiales para pieles sensibles con aplicadores suaves como una esponja o la propia yema de los dedos. Y  por supuesto… Desmaquilla siempre la piel del rostro.

52

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *